José Miguel Maté, consejero Delegado de Tressis, participante y colaborador con nuestra Fundación en la Pilgrim Race, escribió estas palabras que nos gustaría compartir con todos vosotros:

“El sábado 7 de Julio, a eso de las cinco de la tarde, el equipo de #TressisAlaPar llegaba a la Plaza del Obradoiro tras casi 700 Km de Camino recorridos en bici de montaña durante los siete días anteriores. Un esfuerzo físico y mental protagonizado por Julio, Antonio, José Luis y Juan Alberto, cuatro campeones que han demostrado que #Nohaybarreras para la discapacidad intelectual.

Me llevo unos cuantos rasguños en la piel, un “mapa mundi” grabado en las piernas y los glúteos en forma de moratones y un cansancio acorde a los kilómetros recorridos, señales que pasarán en unos días. Pero más adentro me llevo impresa una lección de vida que no seré capaz de olvidar.

Cuando vuelva la vista atrás, veré con nitidez la figura de Antonio “el chapista”, torcido sobre su bicicleta y llevando a rueda a su inseparable amigo Julio “el carpintero”. Veré a Juan Alberto, “encargado del lavadero”, pedaleando con las piernas abiertas y el rostro desencajado pero con su sonrisa infinita. Y veré a José Luis, “el jardinero”, cantando sobre la bici y pegando arreones cada pocos kilómetros.

Me vendrá a la cabeza Antonio, bajándose de su bici para empujar el tándem de Alex y Héctor en plena subida. La frase de Juan Alberto de “no pasa nada, estoy aprendiendo para el año que viene” tras varias caídas en los pinares con arena cerca de Olmedo; la pregunta de José Luis “¿cómo vas Patriarca?” tras llevarme a rueda casi 60 km; o la exclamación de Julio con el brazo ensangrentado: “¡es un rasguño!”.

Nuestros protagonistas se han ganado el respeto, la admiración y el cariño del pelotón de la Pigrim Race. Y lo han conseguido, simplemente, porque han hecho lo mismo que los demás, en las mismas condiciones y circunstancias a pesar de tener discapacidad intelectual. Han recorrido los mismos kilómetros, han comido la misma comida, han sufrido el mismo calor, subido y bajado las mismas montañas, dormido en las mismas tiendas de campaña…pero han puesto una dosis extra de ilusión porque sabían que estaban luchando por demostrar que, aunque no tengan las mismas capacidades que el resto, tienen otras muchas que con el trabajo, entrenamiento y equipo adecuados les permite hacer lo mismo que los demás.

Hemos pedaleado por la integración e inclusión de la discapacidad intelectual. Hemos formado un equipo con Julio, Antonio, José Luis, Juan Alberto, clientes, agentes y empleados de Tressis y los responsables de la Fundación a A la Par, Marcos y José Angel, y juntos hemos hecho el Camino de Santiago. Estoy orgulloso del equipo y satisfecho por el objetivo cumplido.”

pilgrim race a la par

Ayúdanos a seguir avanzando y a demostrar que ¡#nohaybarreras!

Puedes colaborar en el siguiente enlace: https://bit.ly/2uCPN1U