Sylvia Lachiondo, se encarga de coordinar el taller de pintura decorativa.

Una unidad clave para la fabricación de nuestros muebles y artículos de decoración en la que trabajan 18 personas con y sin discapacidad intelectual.

Los trabajadores que forman parte de este taller, son creativos, minuciosos y están al día de las últimas tendencias en decoración. Así nuestros muebles y accesorios, no sólo tienen conciencia social, sino que también son espectaculares.

¿Cuántas personas con discapacidad intelectual trabajan en este taller?

El taller de carpintería se compone de 4 zonas. Carpintería, pintura industrial, pintura decorativa y almacén. En carpintería trabajan 25 personas y en pintura decorativa somos 18.

¿En qué consiste un día normal en el taller de pintura decorativa? ¿Cómo os organizáis? 

En un día normal al llegar al taller, lo primero que hacemos es ver cuáles son los pedidos; los que tenemos pendientes, los que tienen que salir cuanto antes y los nuevos.

En función de esto, organizamos el trabajo y repartimos las tareas que hará cada uno a lo largo del día.

¿Cuál es el proceso que se sigue para la creación de nuestros muebles y accesorios?

En el taller seguimos un proceso en cadena, los muebles se hacen en el taller de carpintería y luego pasan a las cabinas de pintura industrial.

Cuando están listos, llegan a pintura decorativa y se empiezan a decorar, normalmente con la técnica del decoupage. Una técnica manual decorativa que consiste en pegar láminas de papel en diferentes soportes, para posteriormente barnizarla y conseguir el efecto de pintado.
Posteriormente se le suele dar una pátina para lograr el aspecto de pieza antigua.

¿Cada trabajador tiene unas funciones específicas o sus tareas van variando dependiendo de cada fabricación?

La idea es que haya una multifuncionalidad en las tareas y que nuestros trabajadores vayan rotando para que todos sepan hacer de todo, teniendo en cuenta, por supuesto, que hay unos trabajadores que son más hábiles en una cosa y otros en otra. ¡Como todos!

¿Qué características tienen estos muebles y artículos que les diferencia del resto? 

Son productos 100 por 100 artesanales, hechos con mucho cariño y personalizables. Son especiales porque están hechos totalmente a mano, artesanales, y son individualizados.
Es decir, aunque se fabriquen tiradas grandes de cada uno de ellos, se hacen de manera individual, consiguiendo una diferencia muy clara con los que hay en el resto del mercado. Siendo iguales, ¡Cada uno es único e irrepetible!

Además de eso, en cada mueble, participan muchas personas diferentes con discapacidad intelectual, tanto en carpintería, en pintura o en decoración. Una pieza mínima que fabriquemos, la trabajan 4 o 5 personas mínimo.

** ¿Quieres saber más sobre nuestros muebles y accesorios?

Accede a: www.fundashop.es o ven a ver Fundashop, la tienda de la Fundación (Calle Monasterio de las Huelgas, 15)

Además, puedes comprar cualquiera de nuestros artículos en el Corte Inglés de Pozuelo, Castellana o en Amazon.

Nuestros muebles y artículos son totalmente personalizables.**