El Taller de Filatelia ha sido y es muy importante para nuestra Fundación. Corría el año 2005 cuando Correos, siempre tan sensible a nuestra misión social -con y por las personas con discapacidad intelectual- y tras años de feliz colaboración con el operador de servicio postal, asumiendo la clasificación y lavado de sus sacas y bandejas; recibimos una propuesta que no pudimos rechazar: nada menos que encargarnos del manipulado de las nuevas emisiones de sellos para sus Abonados Coleccionistas.

No vamos a negarlo: al principio, nos entró el vértigo, tuvimos ciertas reservas al pensar en lo complejo de su puesta en marcha y en la enorme responsabilidad de asumir la tarea que se nos planteaba. ¡Pero ya lo sabéis! Donde haya un reto, allá que van nuestros profesionales de Fundación A LA PAR: sondeamos a la plantilla, hicimos una selección de equipo y expusimos a estos profesionales las implicaciones y minuciosidad de este gran proyecto. Su disposición fue total, y la ejecución, un éxito en términos de calidad y desarrollo.

La verdad, es que 15 años después del inicio de aquella aventura emocionante podemos afirmar que hemos aprobado con nota. Nuestro Taller de Filatelia es hoy uno de nuestros mayores orgullos: garantía de trabajo bien hecho en tiempo y en forma. Una actitud que Correos ha sabido premiar generosamente encomendándonos nuevas tareas, como el manipulado de sellos para su Libro Anual de Filatelia, que nos han permitido crear nuevos puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual.

En vísperas del Día Mundial del Filatelista, 6 de marzo, no podemos menos que agradecer a Correos su confianza a lo largo de los años y también a todos nuestros profesionales la ilusión y el esfuerzo que han volcado en su trabajo incluso en esta época tan difícil para todos- en medio de la alerta sanitaria (y económica) del COVID19- en la que, sin embargo, nadie ha dejado de cumplir con su trabajo.

Siguiendo todos los protocolos sanitarios para garantizar la salud de nuestros profesionales en la cadena de trabajo, hemos sido capaces de mantener nuestra rutina de manipulado y de permitir con ello que nuestros filatelistas hayan seguido ampliando día a día sus preciadas colecciones.

Gracias a vosotros volvemos a demostrar a la sociedad que este mundo es mejor, más rico, ¡y más sorprendente!, cuando el trabajo de las personas con discapacidad intelectual entra en juego.

Porque cuando estamos juntos, ¡¡#NadaNosPara !!

«A LA FILATELIA DESDE ESTE TALLER Y DESDE ESTA FUNDACIÓN SOLO LE DEBEMOS GRATITUD».