Fundashop es la tienda para acercar al público los productos elaborados por los profesionales con discapacidad intelectual de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce. Por un lado, se trata de una tienda ubicada en las instalaciones de la Fundación (C/Monasterio de las Huelgas, 15, 28049 Madrid), pero también es una tienda online www.fundashop.es

En ella se pueden comprar muebles y artículos de decoración, producidos de manera totalmente artesanal por trabajadores con discapacidad intelectual. Todos los productos son totalmente personalizables en distintas decoraciones que se mantienen siempre actualizadas. También ofrece los productos realizados en el taller de flores y el obrador de chuches.
Además, la Fundación cuenta con unos espacios exclusivos situados en dos centros de El Corte Inglés: Castellana y Pozuelo.

Bandejas, revisteros, mesitas, posavasos, escribanías, cajas, etc… pueden encargarse a través de fundashop.es que, además, ofrece una lista de bodas solidaria online: fundashop.es /bodas en la cual se puede elegir entre varias listas virtuales que también se pueden transformar en dinero y del total gestionado, un 6% será un donativo a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce.

Se puede realizar el pago mediante tarjeta o transferencia. Las entregas se realizan a domicilio a través de la empresa de transportes Seur.

El pasado mes de enero, y tras años de haber participado en varias ferias nacionales, la colección de muebles y elementos decorativos de Fundashop ha traspasado nuestras fronteras y se ha presentado en la feria Maison & Objet en París y, posteriormente, en la feria Ambiente de Frankfurt.

Fundashop es uno más de los proyectos solidarios a favor de las personas con discapacidad intelectual que promueve la Fundación Carmen Pardo-Valcarce. Otras iniciativas de la Fundación son La Quinta de la Muñoza, una finca para la celebración de bodas y eventos que se encuentra a la entrada del Monte del Pardo de Madrid; Fundaland un parque infantil en el que a través del juego se inculcan los valores por los que trabaja la Fundación; La Huerta de Montecarmelo, huertos urbanos cuidados por personal keepers con discapacidad intelectual ; y por supuesto, múltiples proyectos de formación e investigación para la inclusión laboral y calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.