Valentino es un niño con 8 años que tiene discapacidad auditiva, esto dificulta muchos momentos del día en su Colegio, momentos como: la salida al recreo, el cambio de aula. El simple hecho de arrastrar una silla a Valentino le causa un fuerte pitido. Su madre buscó la forma de mejorar la calidad de vida de su hijo y fue cuando puso en contacto el Colegio Puerta de la Sierra con el Club de Pádel y Tenis Fuencarral.

Desde ese día el Club de Pádel y Tenis, junto con alumnos y profesores del Colegio de la Fundación A LA PAR se han unido para intentar acabar con esta situación, ¿cómo? dando nueva vida a las pelotas de tenis que se iban a desechar en el Club de Pádel y Tenis, haciéndole unos agujeros para poder encajarlas en las patas de las mesas y sillas del Colegio de Valentino. Esto servirá a amortiguar el sonido.

Desde hoy Valentino se sentirá mejor en la clase y comedor, y no tendrá rechazo a los momentos de cambios de clases, salidas, llegadas al comedor por los ruidos ocasionados por las mesas y sillas.

No solo esto, con el apoyo de Enrique Záforas y Gema Guillén, Profesores del Programas de Transición a la Vida Adulta, nuestro Director del Club de Pádel y Tenis, Marcos Herrero y Santiago Estévez, Profesor del Club de Pádel y Tenis juntos con los alumnos hemos trabajado dinámicas de sensibilización con los alumnos de 5º, 6º de Primaria y 1º de la ESO. Explicando cómo viven ellos la discapacidad, como se sienten ellos con el resto de la sociedad, y como les gustaría que cambiaran las cosas para sentirse mejor.

Gracias a todos los que habéis colaborado con esta iniciativa Valentino y su familia hoy se encuentran en un entorno escolar más adecuado a sus necesidades.