La Fundación A LA PAR participa en el proyecto colaborativo más potente de España en la lucha contra la brecha digital educativa, agravada por el Covid-19. La Fundación A LA PAR ha entregado un total de 19 tabletas, donadas por la empresa Indra, entre niños y jóvenes que estaban viendo mermado su derecho a la educación debido a la falta de recursos digitales. Esta acción es parte de una iniciativa conjunta de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), en la que participan otras 27 entidades colaborativas.

Durante la crisis, el Colegio A LA PAR, continua impartiendo clases telemáticas y poniendo a disposición del alumnado tutoriales virtuales. Sin embargo, la realidad es que la capacidad de acceso a recursos digitales y su conectividad requieren clases online que no están al alcance de todos. Queremos desde aquí, agradecer a Indra la donación de sus tabletas para que, alumnos sin recursos digitales puedan unirse a sus clases telmáticas y no quedar atrás durante la crisis.

Por ello, apoyando esta iniciativa, la Fundación A LA PAR contribuye a llegar a donde casi nadie estaba llegando: los niños y adolescentes que, sin el vínculo presencial del Colegio, corrían el riesgo de quedarse atrás, ya fuera porque en su hogar no haya acceso a recursos digitales o porque el alumno en cuestión carezca de las destrezas que estos requieren para su manejo y aplicación al estudio. Una situación que se agrava en el caso de los niños y jóvenes con discapacidad intelectual, que suelen encontrar una mayor dificultad para desenvolverse en ámbitos digitales.

Todas las tabletas donadas por Indra y que ha repartido la Fundación, tienen pantallas de siete pulgadas y se han entregado con la configuración necesaria para su utilización inmediata como herramienta educativa.

Esas tabletas son el nudo central de toda una cadena de solidaridad entre fundaciones contra la brecha digital en la educación. Una cadena en la que también participan las tres principales operadoras de España, Orange, Telefónica y Vodafone, que han aportado al programa 3.000 tarjetas SIM para facilitar la conectividad a internet en aquellos hogares que carecen de ella. Además, el programa incluye un soporte de ‘voluntarios digitales’, que asesoran, acompañan y monitorizan a los educadores sociales, familiares, y alumnos en el buen uso de los aparatos.

Es la iniciativa educativa más potente de la ‘cadena de solidaridad’ que puso en marcha la AEF el pasado marzo, con el objetivo de paliar los efectos de la crisis del Covid-19. Desde entonces, cerca de 120 fundaciones entre las que figura Fundación A LA PAR han activado centenares de iniciativas para ayudar a los colectivos más vulnerables ante los efectos, de todo tipo, de la emergencia sanitaria.

¡Agradecer a todos vuestra solidaridad, entre todos haremos posible salir adelante durante esta crisis!