Alaska y Mario Vaquerizo han sido los encargados de servir los desayunos en Rodilla Serrano, 41. Todo el dinero recaudado durante el evento se donó a la Fundación A LA PAR, que trabaja por los derechos y la participación de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad.