El pasado 18 de octubre desde la Fundación A La Par tuvimos la suerte de poder acompañar a Telefónica, por tercer año consecutivo, en su Día internacional de Voluntario. Este año desde la Fundación hemos querido superarnos y hemos organizado una «Olimpiada por la inclusión», donde 150 voluntarios de Telefónica pudieron compartir una jornada de valores y deporte junto a nuestros alumnos del Colegio. Para nosotros ha supuesto un verdadero reto organizar una jornada de esta envergadura, en la que tras comenzar con una «Carrera por las buenas costumbres», en la que participaron cerca de 400 personas, los asistentes pudieron disfrutar de distintos torneos de equipo como el campeonato de fútbol, el de baloncesto o el de pádel, o de clases de zumba, pilates o yoga. Desde la Fundación estamos enormemente agradecidos a los voluntarios de Telefónica quienes lo han dado todo, pero también lo estamos a nuestros alumnos que más allá de haber sido los beneficiarios directos de esta actividad han sido una vez más un ejemplo de esfuerzo, alegría y superación.

No solo esto, también desde Campvs se realizó una visita guiada a la exposición de la Historia de las Telecomunicaciones en el Espacio Fundación Telefónica. Los alumnos conocieron las formas en las que la comunicación ha ido evolucionando hasta nuestros días, con los móviles de última tecnología, desde métodos como el telégrafo, también pudieron acercarse a la tecnología de la realidad virtual, con múltiples utilidades tanto de ocio como formativas y científicas.

Para nosotros es importante conocer de primera mano la opinión de quienes nos ayudan a difundir nuestra misión, aquí os dejamos uno de los testimonios que nos ha llegado desde Telefónica.

“El #DIVT en la Fundación A La Par ha sido una experiencia maravillosa. Es increíble como a medida que compartíamos en las actividades, íbamos conociendo a estos fabulosos jóvenes, que más allá de sus necesidades, tienen personalidades y gustos únicos. Cada uno de nosotros participamos esperando alegrarles el día a los chicos y son ellos quienes terminan llenándonos el corazón a nosotros. Este tipo de actividades son las que demuestran que definitivamente, cuando participas, algo cambia, y no sólo para las personas a las que ayudamos, sino también, dentro de uno mismo.”

 

Muchas gracias a Fundación Telefónica por haber confiado un año más en la Fundación A La Par.