Esta iniciativa pretende facilitar a las personas con discapacidad intelectual la transición a una vida independiente. Para ello, ofrecemos el paso previo por una vivienda de entrenamiento donde aprenderán las destrezas necesarias para desenvolverse de manera autónoma en el futuro.

Una vez acabada la formación en la vivienda entrenamiento, se les ofrecen los apoyos necesarios para que puedan independizarse en una vivienda compartida con compañeros y supervisada por un profesional de la Fundación.

Vivienda de entrenamiento

Puesta en marcha en 2013, es una casa para aprender a vivir de manera independiente. Las personas con discapacidad intelectual se forman en todas las habilidades necesarias para la vida autónoma. Y les proporcionamos, como entrenamiento, una experiencia real de dormir y vivir fuera de casa.

La vivienda forma a 36 usuarios anualmente.

Viviendas supervisadas

En julio de 2011, cuatro compañeros del Centro Especial de Empleo comenzaron una nueva vida en nuestra primera vivienda supervisada, concedida por el IVIMA de la Comunidad de Madrid, dando así un paso gigante en la independencia de las personas con discapacidad intelectual.

En la actualidad, contamos con tres viviendas y esperamos inaugurar más próximamente, y seguro que con muchos de los usuarios que se han formado en nuestra vivienda de entrenamiento.

Vivienda tutelada

Si una persona con discapacidad intelectual quiere vivir de forma más independiente y autónoma fuera del entorno familiar, o pierde a sus familiares más cercanos, puede acceder a una vivienda tutelada. Con un modelo que se acerca a los cánones de vida ordinarios, cuentan con atención integral e incluye: alojamiento, manutención, cuidados para la realización de actividades de su vida diaria, apoyo personal, familiar y social, y ocupación activa del ocio y tiempo libre.