¿Qué sería de nuestra vida sin papel? Las fotografías, los dibujos de nuestros hijos, los recortes de periódicos… Es cierto que en los últimos años lo digital se ha impuesto en muchos campos y los bytes parecen comerse a las letras, pero podemos afirmar, sacando pecho, que el soporte en papel nunca desaparecerá. Un buen trabajo de imprenta, ya sea una revista o una invitación, despierta nuestros sentidos, y muy especialmente la vista y el tacto. Pasar las páginas o sentir diferentes gramajes en nuestras manos está unido a la evolución del ser humano.

Nuestra Fundación, como parte del programa de integración socio-laboral de las personas con discapacidad intelectual, posee una imprenta que ofrece servicios profesionales de impresión tanto a empresas como a particulares. Impresión en gran formato, tiradas limitadas…, cualquier trabajo es posible. Además, la impresión se complementa con los servicios de diseño y maquetación, siempre que sea necesario.

Nuestro equipo de la imprenta está formado por 16 personas con discapacidad intelectual que han sido formadas para realizar trabajos con una calidad excelente. Su mejor tarjeta de presentación es que nuestros clientes, una vez que prueban, repiten. Y además, nos recomiendan.

Si necesitas unas invitaciones de boda o unos recordatorios de Primera Comunión, encargarlos en nuestra imprenta es, además, un acto solidario. Pero no sólo eso. Nuestros especialistas te asesorarán sobre las mejores soluciones para tus necesidades.

Y si hablamos de empresas, la imprenta de la Fundación ayuda a cumplir con la Ley General de Discapacidad –Antigua LISMI- (RD 364/2005) que exige a las compañías con más de 50 empleados establecer una cuota de reserva del 2% de empleo para personas con discapacidad. ¿Cómo? Porque dicha ley contempla como alternativa la compra o contratación de bienes y servicios de Centros Especiales de Empleo.

¿Quieres conocer nuestro servicio para empresas? Digital, Offset, manipulados… Conócelo aquí